VIP Shopper, la redefinición del influencer

Ellos están alejados de los perfiles públicos (followers, likes & hearts), la primera fila, la selfie y el snapchatting. Los VIP Shopper son los compradores exclusivos, los nuevos mejores amigos de las grandes marcas. Nada de Cara, Chiara ni Calu, los que verdaderamente importan son los EIP, las Personas Extremadamente Importantes. Así los llaman en Net-a-Porter Group, porque constituyen el dos por ciento de su base de clientes empresariales en temporada y generan el 40 por ciento de sus ingresos. Además, compran con 12 veces más frecuencia cada año que sus clientes regulares.

Mientras los bloggers articulan como una de las partes influyentes en el proceso de decisión de compra, a través de los clics generados por sus posteos en redes sociales, los VIP Shoppers  concretan la compra abonando las colecciones a precio completo, desde el anonimato y en total discreción. De esta manera, Moda Operandi se asocia con marcas top para celebrar eventos especiales en sus salas de exposición privadas, a las que únicamente se tiene acceso con invitación. Burberry habilita una pre-venta para que sus exclusivos, puedan realizar sus pedidos antes de que suban a la pasarela. La primera fue en Febrero de este año.

Lo cierto es que las marcas necesitan clientes reales, que paguen cash y que vuelvan pronto. Entonces, los que quieren fortalecer las relaciones con sus VIPs abren sus tiendas  un par de horas antes del horario habitual para una mejor recepción o suman a su staff un personal shopper (real y con diploma) que con ojos de asesor de imagen, oriente la compra respetando el estilo, tipo de cuerpo y colorimetría de cada hombre y mujer que valora y recompensa ese mimo, volviendo (muy pronto) por más.

La versión 2.0 del asistente de compras tradicional es el personal shopper online, que luego de escuchar las necesidades de su cliente en línea, vía Skype, WeChat, WhatsApp, o el fono tradicional, concreta la compra por él o ella o simplemente lo guía hacia el clic (caja). Los clientes ricos en cash y pobres en tiempo, encuentran en este servicio una solución inteligente a lo que podría ser su migraña: porque no encuentran lo que necesitan, porque terminan comprando cualquier cosa o porque gastan fortunas por algo que nunca van a usar.

Desde el mes pasado, Net-a-porter reforzó con dos servicios a domicilio. El primero se trata de la incorporación de una entrega dedicada, llamada Net-a-porter en casa, y el segundo, Try, We Wait que permite a los clientes EIP recibir sus órdenes desde la comodidad de su hogar más la visita de un personal shopper, que se queda hasta que el cliente se pruebe la última prenda y decida qué se queda en casa y qué vuelve al stock departamental.

Los shop walkers de los años 20 de las tiendas Harrods ahora se llaman Wardrobe Management y su tarea es simple. Visitar las casas de sus clientes exclusivos, pispear en sus vestidores, ver qué necesitan, comprar y colgar en cada percha.

Desde 2015, Vestite con Estilo ofrece el  servicio de personal shopper online. Para resolver la indecisión de sus seguidores,  sea que se encuentren en el probador o mirando la vidriera de un local pensando con qué combinar esa prenda, zapato o accesorio de moda o estén sentados, de cara al guardarropa, sin saber qué ponerse. El servicio pueden contratarlo aquí.

Imágenes Jasu Ju y Vestite con Estilo

 

Deja un comentario