Personal Shopper Online: En el Cielo del Four Seasons

Mientras estás en la oficina tapada de papeles, fantaseás con la idea de estar en un spa; y por esos privilegios de la prensa, llegué al Cielo del Four Seasons. Saben que me caracterizo por las compras inteligentes en productos y servicios; y aunque este menú se cotiza en dólares, bien vale la pena una excepción. Un día OFF es un lujo que hay que aprender a tomarse si queremos seguir siendo eficientes.

Personal Shopper Online: En el  Cielo del Four Seasons

Personal Shopper Online: En el  Cielo del Four Seasons

Llego al “hotel del balconcito” unos minutos antes de las 11 y completo el cuestionario sobre antecedentes médicos (desde alergias, embarazos, cirugías hasta dolor de cuello) y otros detalles que el terapista debe saber. Conectada a 220, pienso en todo lo que tengo que hacer después, hasta que la sonriente recepcionista me convida con un pensamiento a título de reflexión. Mi cerebro entonces se pone en pausa. Camino al vestuario y alcanzo a ver el gimnasio, pero le esquivo. Tengo un locker personal con bata, pantuflas y perchas para no arrugar las pilchas. Mientras me cambio, una sensación de aromas agradables me relajan. Comienzo a disfrutar…

 

Personal Shopper Online: En el  Cielo del Four Seasons

“Vamos a limpiar la piel, exfoliarla, hidratarla (la lavanda ayuda a que se relaje) y aplicar la crema con pétalos de rosas, las que trabajan directamente sobre los sentimientos y emociones, además, combaten el stress y las tensiones. Para finalizar, un tónico facial. ¿La música es de su agrado?”, me dicen, pero yo ya estoy en modo zen.

Después de 50 minutos todo es paz y amor. Me quedo en la sala de relax pasando revistas, disfrutando de un té de jengibre y miel. Más allá, veo almendras y pasas, pero economizo mis movimientos. Es la intimidad perfecta con el silencio, donde siento pudor dar vuelta la hoja, temo que a mi única compañera de sala le moleste.

Personal Shopper Online: En el  Cielo del Four Seasons

Se hace la hora y me cambio.

Espero a mi Mr. Big para ir hasta Nuestro Secreto, el restaurant vidriado a metros del spa. “Se me cae un lagrimón”, me dijo luego de degustar la entraña tiernizada a leña de vid y zarzamora. A mí me puede lo dulce y se me hace agua la boca al recordar la olla de chocolate y malbec perdido que disfrutamos de postre junto a los helados de Dolce Morte, su marca propia. Los domingos tienen el menú del asador por $450 con copa de bienvenida o $550 con vino incluido.

Ocasiones especiales, lo ameritan.

Personal Shopper Online: En el  Cielo del Four Seasons

Guardar

0 comentarios en “Personal Shopper Online: En el Cielo del Four Seasons

Deja un comentario