Divino Cordero

Un paseo por los campos de Buenos Aires hizo que Marcela encontrara tirados en el rincón  de un galpón, muchas pieles y cueros de diferentes animales. Así fue como sin querer, empezó a pensar en lo que hoy es su negocio. Mientras ella sale a negociar con los talleres, su socia, Maye, charla amablemente con las decoradoras.  Estas amigas se equilibran muy bien y gracias a su perfecto  jing-jang, hoy les acerco  Divino Cordero.

Divino-Cordero

Empezaron haciendo mantas de corderito en celeste y rosa para abrigar los cuartos de los recién nacidos. Se vendieron como pan caliente. Luego sumaron alfombras multicolores para el play room de los más grandes; y a la lista de productos se les suman almohadones, carteras de cuero combinadas con pelo, chalecos, tapados y capitas para fiestas.

Imagen

La fauna es muy variada: almohadones de zorro; mantas de llama, nutria y corderito; alfombras y tapados de vaca; y los chalecos, reversibles y cancheros en oveja y conejo.

ImagenImagenImagenEn plena temporada alta, les recomiendo conseguirse una capita familiar, así fue bautizada, la que te salva en cualquier casamiento o cóctel bajo cero.

Imagen

A su showroom de Av. Libertador y Libertad, al que sólo se tiene acceso con previa cita,  llega un popurrí de clientes: decoradoras, novias, madrinas, amigas, hasta personal shoppers con ganas de conocer nuevos espacios de compra y  turistas con ganas de viajar a su país con un producto autóctono. Nos espera un frío invierno… Que no las agarre desprevenidas.

0 comentarios en “Divino Cordero

Deja un comentario