Experiencia de Negro

Imagen

Desde que me mudé a San Telmo, sólo tenía en mente pasar por el local de Pablo Ramírez, el amo y señor del blanco y negro.
 
Diseñador de Navarro, crea exquisiteces con forma de vestidos, polleras y camisas. Tuvo sus comienzos gracias al concurso de Alpargatas en 1994, que contaba con un jurado de diseñadores franceses, quienes lo contrataron por tres meses para viajar a su país.
 
Estudió diseño de indumentaria en la Universidad de Buenos Aires, y al volver de Francia, trabajó para Alpargatas, Via Vai, Gloria Vanderbilt, entre otras.
Viajó a Nueva York por 3 meses y, a su regreso, Adriana Constantini lo contrató para diseñar para su marca.
 
Cansado de diseñar para otros, decidió abrir su showroom en Ayacucho 2070 y hoy cuenta con su propia tienda ubicada en Perú 587 en San Telmo.
 
La colección de invierno 2012 tuvo lugar en el Teatro Colón y se llamó Carmen. También le diseñó el vestido a Julieta Spina, quien lo lució en el Tattersall de Palermo el día de su boda con Augusto Rodríguez Larreta en Octubre de 2012.
 
Los films “Los Paraguas de Cherburgo” y “Funny Face” inspiraron la colección cápsula que el diseñador desarrolló para Muaa!, la cual se podrá ver en el BAF Week a partir de este 26 de febrero en La Rural.
 
Por estos días, y al igual que en los últimos años, el diseñador abre las puertas al Mercado Ramírez. Allí se encuentran polleras, vestidos, camisas, sacos, pantalones de temporadas anteriores a precios más que convenientes.
 
Inició este viernes 1 de febrero y se extiende hasta agotar stock.
 
¿Qué encontré en la tienda?
 
– Faldas pied de poule largas hasta la rodilla, recta tipo tubo, de gasa línea A o evasé con sutiles lunares negros, con tablas en la parte frontal, un modelo recto a la rodilla y sutilmente más larga atrás.
– Pantalones en corte chupín tiro alto y con cierre de costado, ideal para disimular panza y otro modelo de tiro medio recto con pinzas; y aunque en su gran mayoría eran negros, encontré algún blanco y negro a cuadros pequeños.
– Camisas, en perchas solamente quedaban en manga corta, en las cuales se percibían mangas con detalles como ser un botón forrado o cinta. Pero, en probadores, alcancé a ver una blusa negra con broche en la espalda y mangas amplias con puño que logra un efecto abullonada, sentador en quien la llevaba puesta.
– Vestidos, que merecen un capítulo aparte. ¿Quién no se mostró altamente feliz de encontrar un vestido negro clásico, recto, escote en V, con o sin mangas, para una fiesta o cóctel de trabajo? En Mercado Ramírez, los vi de manga larga, escote V en la espalda, abotonados adelante, con lazos de la misma tela para marcar cintura, maravillosos botones de tela que marchaban al compás de la música por la espalda de uno de los vestidos. ¡¡INCREIBLES!!
 
Simplemente tenes que ir, porque son prendas clásicas, que no pasan de moda y que, en caso de necesitar algún arreglo, allí mismo se ocupan de tomarte la cintura, el ruedo, espalda, sisa, o lo que sea necesario. Dependiendo de la prenda, el arreglo es sin cargo o se le suma unos pesos al importe total.
 
Probadores amplios, amable atención, lugar agradable, música de fondo y, algunos días de la semana, se pueden ver flores en la mesa de entrada.
 
Cuando tengas ganas, puedo acompañarte.

2 comentarios en “Experiencia de Negro

Deja un comentario